domingo, 8 de enero de 2017

El héroe moderno



"La invención de los artefactos mecánicos y eléctricos, y el desarrollo de los métodos científicos de investigación han transformado la vida humana en tal forma que el universo intemporal de símbolos hace mucho tiempo heredados ha sufrido un colapso. A esto se refieren en el Zaratustra de Nietzsche las trascendentales palabras que anuncian una época: “Muertos están los dioses”. Es una fábula que sabemos que se ha repetido de mil maneras. Es el ciclo del héroe de la edad moderna, la maravillosa historia de la especie humana que llega a la madurez. El lastre del pasado, la atadura de la tradición han sido destruidos con seguros y poderosos golpes. La telaraña del sueño mítico cayó, la mente se abrió a la íntegra conciencia despierta, y el hombre moderno surgió de la ignorancia de los antiguos, como una mariposa de su capullo o como el sol del amanecer surge del vientre de la madre noche"





 No solamente las investigaciones con el telescopio y el microscopio han eliminado el lugar oculto de los dioses: ya no existe la clase de sociedad de la que los dioses eran soporte.
La unidad social no es ya la portadora del contenido religioso, sino una organización económico-política. Sus ideales no son ya los de la pantomima hierática, que hace visibles enla tierra las formas del cielo, sino los del estado seglar, que libra una competencia difícil y sin tregua por la supremacía y los recursos materiales. Las sociedades aisladas, atadas al sueño dentro de un horizonte mitológico, no existen más que como regiones de explotación. Y dentro de las mismas sociedades progresistas, todos los últimos vestigios de la antigua herencia humana de ritual, moralidad y arte, están en plena decadencia.










 Entonces todo el significado estaba en el grupo, en las grandes formas anónimas, no en la expresión individual propia; hoy no existe ningún significado en el grupo ni en el mundo; todo está en el individuo. Pero en él el significado es absolutamente inconsciente. El individuo no sabe
hacia dónde se dirige, tampoco sabe lo que lo empuja (...)
 El hecho del héroe no es hoy lo que era en el siglo de Galileo. Donde antes había
oscuridad, hoy hay luz; pero también donde había luz hay ahora oscuridad. La hazaña del
héroe moderno debe ser la de pretender traer la luz de nuevo a la perdida Atlántida del alma
coordinada



Hoy todos estos misterios han perdido su fuerza; sus símbolos ya no interesan a
nuestra psique. La noción de una ley cósmica, que sirve a toda existencia y ante la cual debe
inclinarse el hombre mismo, hace mucho que pasó a través de las etapas místicas
preliminares representadas en la astrología antigua y ahora es algo que se da por sabido en
términos meramente mecánicos. El descenso de los cielos a la tierra de las ciencias
occidentales (desde la astronomía del siglo XVII a la biología del siglo XIX) y su concentración
actual, por fin, en el hombre mismo (en la antropología y la psicología del siglo XX), marcan
el camino de una maravillosa transferencia del punto de enfoque del asombro humano. Ni el
mundo animal, ni el mundo de las plantas, ni el milagro de las esferas, sino el hombre
mismo, es ahora el misterio crucial. El hombre es la presencia extraña con quien las fuerzas
del egoísmo deben reconciliarse, a través de quien el ego debe crucificarse y resucitar y en
cuya imagen ha de reformarse la sociedad. El hombre, entendido no como “yo”, sino como
“tú”: pues ninguno de los ideales o instituciones temporales de ninguna tribu, raza,
continente, clase social o siglo puede ser la medida de la divina existencia inagotable y
maravillosamente multifacética que es la vida de todos nosotros. 





El héroe moderno, el individuo moderno que se atreva a escuchar la llamada y a
buscar la mansión de esa presencia con quien ha de reconciliarse todo nuestro destino, no
puede y no debe esperar a que su comunidad renuncie a su lastre de orgullo, de temores, de
avaricia racionalizada y de malentendidos santificados. “Vive —dice Nietzsche— como si el
día hubiera llegado.” No es la sociedad la que habrá de guiar y salvar al héroe creador, sino
todo lo contrario. Y así cada uno de nosotros comparte la prueba suprema —lleva la cruz del
redentor—; no en los brillantes momentos de las grandes victorias de su tribu, sino en los
silencios de su desesperación personal.




.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Pitágoras y Egipto

"La ciencia de los números y el arte de la voluntad son las dos claves de la magia-decían los sacerdotes de Menfis-, abren todas las puertas del universo"




" Pitágoras tomó la resolución de dirigirse a Egipto para hacerse iniciar. Los sacerdotes de Menfis lo recibieron con alguna resistencia y tras muchas dificultades logró ser aceptado. Hicieron cuanto pudieron para desalentar al joven samio. Pero el novicio se sometió a una paciencia y un valor inquebrantables a las demoras y a las pruebas que le impusieron. Su iniciación duró veintidós años. Cuando los sacerdotes egipcios reconocieron en él una fuerza de alma extraordinaria y esa pasión impersonal de la sabiduría que es la cosa más rara del mundo, le abrieron los tesoros de su experiencia. Entre ellos se formó y se templó. Allí pudo profundizar las matemáticas sagradas, la ciencia de los números o de los principios universales.

Fue pues, en Egipto donde Pitágoras adquirió esa visión elevada que permite percibir las esferas de la vida y las ciencias en un orden concéntrico, comprender la involución del espíritu en la materia mediante la creación universal, y su evolución o reascenso hacia la unidad merced a esa creación individual que se llama desarrollo de una conciencia.

El recuerdo y la doctrina del maestro solamente se perpetuaron a través de los discípulos que consiguieron huir a Grecia, jamás escribió su doctrina esotérica sino en signos secretos y bajo forma simbólica. Su verdadera acción, como la de todos los reformadores, ejercíase por la enseñanza oral.
Encontramos allí una reproducción razonada de la doctrina esotérica de la India y de Egipto, a la cual da claridad y la simplicidad helénica añandiéndole  un sentimiento más enérgico, una idea más neta de la libertad humana.

Al encarnarse en una materia más espesa, la humanidad ha perdido su sentido espiritual, pero mediante su lucha cada vez más fuerte con el mundo exterior ha desarrollado pujantemente su razón, su inteligencia, su voluntad. La Tierra es el último peldaño de ese descenso en la materia que Moisés llama la salida del paraíso y Orfeo en el círculo sublunar. A partir de ahí, el hombre puede remontarse penosamente en los círculos en una serie de existencias nuevas y recobrar sus sentidos espirituales por medio del libre ejercicio de su intelecto y de su voluntad. Solamente entonces, dicen los discípulos de Hermes y de Orfeo, el hombre adquiere por su acción la conciencia y la posesión de lo divino; solamente entonces llega a ser hijo de Dios. Y aquellos que llevaron ese nombre en la Tierra debieron, antes de aparecer entre nosotros, descender y volver a ascender la aterrorizadora espiral".


Pozo iniciático, Quinta da Regaleira Portugal



"Conócete a ti mismo y conocerás el Universo y los Dioses", inscripción del templo de Delfos.

La Evolución es la ley de la Vida. El Número es la ley del Universo. 

Anon-Pitágoras y los Misterios de Delfos

 
La vida de Pitágoras, relato ameno e instructivo sobre la vida del sabio.




miércoles, 31 de agosto de 2016

Bach, "alisando las imperfecciones de la Humanidad en la perfección de su música..."

 


"Si Monteverdi fue el primer compositor en encontrar expresión musical para la pasión humana, Beethoven el terrible esfuerzo de ser humano y espiar el ser como Dios, Mozart la clase de música que esperamos escuchar en el cielo... Bach sería quien une las brechas. Él nos invita a escuchar la voz de Dios, pero en forma humana alisando las imperfecciones de la Humanidad en la perfección de su música"
John Eliot Gardiner.

En este documental Bach una vida apasionada, el director británico  nos presenta otros aspectos que no conocíamos de la vida del gran compositor. 




Aqui un enlace donde podremos informarnos del libro La Música en el castillo del cielo, un retrato de Johann Sebastian Bach, de John Eliot Gardiner.

 http://www.acantilado.es/catalogo/la-msica-en-el-castillo-del-cielo-726.htm

jueves, 11 de agosto de 2016

Encuentros con el Nagual

 


"Hemos recibido la vida como un regalo cósmico y es nuestro privilegio reflejar ese gesto con total desprendimiento. Gracias a su desapego el guerrero está en posición de hacer de su amor un cheque en blanco, incondicional, un afecto abstracto... Su objeto ya no es carnal. Han visto el pegamento que liga todas las cosas, una onda de pasión que inunda todo el Universo y que no puede ser detenida, porque de serlo, todo sería reducido a nada.
Han descubierto la forma más refinada del amor, porque se aman a sí mismos. Saben que todo lo que damos hacia afuera es un reflejo de lo que tenemos adentro. Han puesto el poder de la pasión al servicio del ser, y ella les da el ímpetu necesario para emprender la única búsqueda que cuenta: la de uno mismo".

Encuentros con el Nagual. Armando Torres.

martes, 9 de agosto de 2016

Notable en Armonía, un relato entrañable...




"El violín parecía querer cantar y Filomeno lo dejó en libertad porque el instrumento poseía vida propia, actuaba por sí solo más allá de los dedos que mecánicamente lo impulsaban, penetraba en regiones irreductibles para el hombre, que enaltecían la pureza de lo trascendental, del arte y del espíritu...Si le hubieran preguntado qué tipo de melodía constituía aquella que sonaba a sus oídos llena de ternura, de amor hacia todo lo existente e inexistente, pletórica de fe y de esperanza, no habría sabido qué contestar..." Notable en Armonía. Jorge Ferrer-Vidal.

Una vez más otro libro que encuentra al lector, estaba de expurgo en una biblioteca un libro con un sugerente título: Notable en Armonía, no conocía al escritor español, una edición ya de años, concretamente de 1980. El primer relato que inaugura el libro es la historia de Filomeno Panadero Tortajada, un violinista del Conservatorio, tímido, inocente, abstraido de la realidad que le ha tocado vivir. Casado con una mujer que más parece odiarle que otra cosa, la lucha por sobrevivir en la ciudad, las burlas, las críticas y la ternura que sólo encuentra en sus semejantes de las clases más denostadas por la sociedad. Un relato entre cómico y trágico a la vez, profundo con una gran carga de anhelos de trascendencia como sólo la Música puede lograr en su función de guía. 

Muchas veces he pensado qué hermosa historia para llevar al cine, hecha con respeto y sobre todo, con conocimiento. ¡Ojalá algún día! sobre todo por su final, que es sublime.

Aquí os dejo el libro en formato pdf, el relato Notable en Armonía de Jorge Ferrer Vidal para descargar.